Archivo de la categoría: Jaime de Borbón Parma

Recepción del Papa Benedicto XVI

Fuente: Blog ¡Por Don Carlos!

El 9 de Julio de 2009, Su Santidad el Papa Benedicto XVI recibió en Audiencia privada a Don Carlos Hugo de Borbón Parma y a sus hijos Carlos Javier, Carolina, Jaime y Margarita.

La Audiencia duró más de una hora y se desarrolló entre manifestaciones de afabilidad y cariño recíproco. Sigue leyendo

Anuncios

Casi 300 personas asisten al funeral de Carlos Hugo de Borbón en Barcelona

Barcelona, 19 Agosto (EUROPA PRESS)

El funeral del histórico dirigente carlista Carlos Hugo de Borbón-Parma se ha celebrado esta tarde en el tanatorio de Sant Gervasi con 290 asistentes, entre familiares y simpatizantes procedentes de toda España, según ha informado el portavoz de la familia Xavier Carbonell.

La ceremonia religiosa ha sido oficiada por cinco sacerdotes, uno de ellos amigo de la familia, y a ella han asistido las hermanas del Duque de Parma y Piacenza –María Teresa, Cecilia y María de las Nieves de Borbón Parma– y sus hijos –Carlos Javier, Jaime, Margarita y María Carolina–. También ha asistido la prometida de Carlos Javier, Gualthérie Van Weezel. Sigue leyendo

El hijo de Carlos Hugo asume los derechos al trono de España

El féretro de Carlos Hugo en la cámara ardiente cubierto con la bandera española y la boina roja. A la derecha, la bandera carlista; sobre el cojín de las flores de lis, el Tosión de Oro. / ParmaOggi

Cuarto Poder

02/09/2010

Manuel Martorell

En un principio, daba la impresión de que el entierro de Carlos Hugo el pasado sábado solo iba a ser la despedida de quien, para muchos habitantes de Parma, simbolizaba la añorada independencia de este antiguo ducado al norte de Italia. Cientos de personas se agolpaban junto a la céntrica iglesia de la Steccata una hora antes de que llegara el féretro del último duque de Parma. Sigue leyendo

Palabras de Don Carlos Hugo en Arbonne (2003)

 

Palabras de Don Carlos Hugo en el acto de imposición de cruces de la Real Orden de la Legitimidad Proscripta, celebrado el domingo 28 de septiembre de 2003 en Arbonne.

Quería deciros, en primer lugar, que esta mañana durante la Misa me dí cuenta de la suerte que tenemos todos de ser cristianos, de haber nacido después de la venida de Cristo al mundo, y de poder ver nuestra vida no como una vaga esperanza lejana, sino como una certidumbre de que todo lo que hagamos en la vida, sea grande o pequeño, tiene sentido porque Dios pone todo esto al servicio de la sociedad. Sigue leyendo